LA 580 DEPORTIVA-Sábado18.30 y Domingo 20- por AM 580 RADIO UNIVERSIDAD

domingo, 15 de enero de 2017

Hockey sobre Césped <<< Leyenda de la Euro Hockey League: Guillermo “Willy” Schickendantz

Leyenda de la Euro Hockey League: Guillermo “Willy” Schickendantz


La Liga de Hockey Europea recuerda a los jugadores que fueron parte la primer edición de este torneo.

Dentro de las leyendas “Willy” es destacado como una de las estrellas de la competencia.



A continuación la nota realizada al León Cordobés:

Para celebrar la décima temporada de la Euro Hockey League, repasaremos algunas de las leyendas de la competencia en los próximos meses, jugadores que estuvieron en el centro cuando se convertía en la primera competencia de hockey del mundo.

En primer lugar, hablamos con Guillermo “Willy” Schickendantz, el tirador de primera argentino que marcó 20 goles en la competencia, principalmente en los colores del Club Egara, abriéndose camino hacia la EHL con su pelo rizado, estilo extravagante y habilidad para anotar de donde sea.

Al crecer en Córdoba, su crecimiento individual como jugador era improbable. De hecho, sólo comenzó a jugar al hockey en 1996 a la edad de 17 años con el Córdoba Athletic Club, su “segunda casa”. Inicialmente jugó tenis hasta que tenía 15 años y luego rugby antes de optar por el hockey – “mi mejor opción”.

Aprendió rápidamente, haciéndose lo suficientemente bueno como para ser contactado por UD Taburiente en las Islas Canarias y la Liga Española donde se puso al tanto de sus habilidades.

“En Argentina, sólo jugaba en Córdoba con mi club o con la selección regional de Córdoba. Una cancha de césped sintético fue creada recién en 2003. Es por eso que, para mí, todo el crecimiento real en mi en hockey llegó en Taburiente.”

“Fue decisivo para mí entrenar ahí, especialmente aprendiendo la técnica de “drag-flick “con Jorge Dabanch.” 

Mirando hacia atrás a esos tiempos: “Yo estaba jugando en un gran lugar un club muy serio y profesional como Taburiente, marcando un montón de goles. “

“Pero en la temporada 2006/07, bajamos a la segunda división. El presidente del club me dijo: “Willy, podes irte. Hiciste muchas cosas para Taburiente y un gran trabajo. Si tenes otras opciones, ¡tomalas!” 

“Al mismo tiempo, recibí la llamada de Egara para jugar, y en ese momento se escuchaba que la primera temporada de la EHL iba a llegar. Fue increíble, un sueño hecho realidad en una competición de club tan grande”. 

Willy tuvo su debut en la famosa camiseta azul y blanca y no perdió el tiempo para anotar lo que finalmente fue un triunfo por 3-2 contra el irlandés Pembroke.

“La EHL es imposible de comparar. Es un torneo de hockey como un espectáculo. Es todo para los jugadores y los equipos y los aficionados a ser las estrellas. Todo está ahí para disfrutar. ¡Una experiencia única!”

“Estaba muy nervioso (antes del partido de Pembroke) pero el equipo lo hizo bien. También anote, así que todo empezó mejor de lo que esperaba”, dijo. “Creo que la EHL fue donde mi romance con este increíble club comenzó y comenzó a abrir puertas para todo lo que vino después.” 

Añadió otros dos goles en una victoria sobre Polonia Pocztowiec Poznan pero fue en KO16 cuando Egara y Schickendantz hicieron su mayor impacto, superando a Bloemendaal por 3-2 en uno de los equipos más famosos de la temporada de apertura.

“Fue muy especial para todos por muchas razones. Primero, porque el triunfo fue contra uno de los mejores equipos del mundo, no sólo el hockey europeo. Jugamos en casa con tantos aficionados disfrutando de este gran momento.”

“Anoté dos goles con mi papá y mi primer entrenador de hockey ahí viendo el partido, algo que nunca voy a olvidar”. 

El empate fue más fácil, Willy anotó el gol de apertura para una victoria por 4-0 sobre Saint Germain, llevandolos a la final en Rotterdam. En última instancia, se enfrentaron a los eventuales campeones UHC Hamburgo y luego perdieron el bronce en un encuentro contra el club anfitrión.

Sin embargo, Schickendantz disfrutó el espectáculo de jugar delante de un estadio lleno con el ritmo de una fiesta de hockey de primera clase.

“Hasta ese momento nunca había jugado con mi equipo nacional. Yo no era un jugador internacional y no tenía experiencia con tanta gente viendo los juegos. Fue una experiencia increíble de hockey.”

“La mayoría de mis compañeros habían jugado en Copas del Mundo y Juegos Olímpicos. Estaban más acostumbrados a vivir algo similar. Traté de disfrutar al máximo.”

“Estábamos muy cerca de ir a la final y luego, después de un shoot-out, estábamos cuartos. Pero, sin duda, el premio estaba ahí”. Siguió marcando muchos goles, superando la marca de 100 goles en la División de Honor española dentro de cinco temporadas en 2009. También continuó ayudando al Club de Campo a cubrirse tras su cambio a Madrid con Edi Tubau.

Fue parte de la primera entrada de EHL de la escuadra madrileña cuando llegaron a la final de la edición 2010/11 cuando llegaron hasta la final de la competencia. En esta etapa, estaba bien establecido como máximo goleador del torneo con 20 a su nombre – sigue siendo séptimo en la lista de todos los tiempos.

“Marque muchos goles y, sin duda, tiene un lugar muy especial en mi memoria. En la EHL me consideraron una estrella sin haber jugado ningún partido internacional. Mi selección de Argentina fue sólo por lo que estaba haciendo allí. Es imposible olvidar y está entre mis mejores recuerdos y siempre en mi corazón.”

“Periodistas, funcionarios, aficionados de otros clubes y, en general, la gente de hockey de Europa empezaron a conocerme y a dar su respeto gracias a la EHL”.

Se había entrenado durante un tiempo con la selección italiana con la que era elegible debido a las conexiones familiares. Pero Argentina tardó en llegar cuando tenía 33 años cuando hizo su debut en el Champions Challenge I en Quilmes. Conservó su lugar en la Copa del Mundo de 2014, ganando el bronce en La Haya.

“Por supuesto, la EHL me ayudó. Creo que jugar en Europa me ayudó en general. ¡Anoté más de 300 goles ahí!”

“Pero respeto los momentos y procesos que me llevaron hasta ese punto. El momento llegó a los 33 y tal vez si hubiera estado en el equipo nacional antes de entonces, nunca habría sido capaz de jugar la EHL.”

“Por eso estoy muy contento. Pude disfrutar de la EHL y de mi carrera deportiva en Europa y también disfruté jugando para que la Argentina llegue tercero en el mundo”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario